Baumatic
A lo largo de sus más de 189 años de historia, la marca fundada por los hermanos Baume se ha distinguido por una visión innovadora de la relojería y por un elevado sentido de exigencia en cada una de sus creaciones.

El nacimiento de Baume & Mercier, fundada por Louis-Victor y Célestin Baume, se remonta a 1830 en la región del Jura suizo. Con el lema de “Aceptar sólo la perfección y fabricar sólo relojes de la más alta calidad”, los hermanos abrieron su primer establecimiento en Les Bois y pronto cobraron fama gracias a modelos que integraban grandes innovaciones.

Baume Brothers

El éxito de sus creaciones los llevó a Londres, en donde los Baume inauguraron su primera sucursal con el nombre de “Baume Brothers”. Los modelos gozaban de gran popularidad entre miembros del imperio británico y para finales del siglo XIX la compañía era reconocida a nivel internacional por relojes de cronógrafo y grandes complicaciones.

Baume&Mercier
Desde entonces, la marca comenzó a coleccionar reconocimientos: en 1892 el de cronometría por el Observatorio de Kew, con un reloj de bolsillo con tourbillon y cronómetro, cuya precisión y complejidad no pudo ser superada hasta 10 años más tarde. En distintas ferias, los hermanos Baume recibieron otras siete medallas de oro, diez grandes premios alrededor del mundo y, para 1919, se hicieron acreedores del galardón más importante de la época a nivel internacional, el Poinçon de Genève o Punzón de Ginebra.
El nombre de Baume & Mercier como lo conocemos llegó poco tiempo antes, en 1918, con la asociación de William Baume, gerente de la empresa, con Paul Mercier. Fue éste último quien supo adaptar la marca a los cambios frenéticos de la época, sobre todo durante el auge del Art Decó. Así, Baume & Mercier fue una de las primeras marcas en apoyar la emancipación de la mujer y creó para ellas modelos icónicos y funcionales como el Marquise, presentado a finales de la década de 1940.
Baume&Mercier Galaxie
Entre 1950 y 1960, Baume & Mercier, ya con el logotipo de la letra Phi que hasta hoy la representa, introdujo las primeras versiones del clásico reloj de caja redonda. Estas formas encerraban, además, funciones prácticas como la de calendario triple o la poética complicación de fases de la Luna. Las innovaciones no se detuvieron ahí y en los años setenta la marca propuso nuevas formas en sus modelos Galaxie y Stardust, y también uno de los primeros relojes deportivos en caja de acero, el Riviera de 1973.
Para finales de la década de 1980, Baume & Mercier se unió a Vendôme, la empresa que más tarde se convertiría en Grupo Richemont. Junto al conglomerado, la firma lanzó en 2018 un revolucionario calibre que se integró al modelo Clifton Baumatic. El desarrollo, realizado en colaboración con el Centro de Innovación e Investigación de Grupo Richemont y su Manufacture Horlogère ValFleurier, se distingue por mejoras sustanciales en la autonomía -con 5 días de reserva de marcha-, la precisión y una resistencia a los campos magnéticos 25 veces mayor a la norma.
Baumatic

Comentario

Sea parte del club


Sea parte del Club y obtenga numerosas ventajas tal como newsletter semanal, invitaciones a eventos privados, etc...
Inscripción sin costo.